Ramón Rodríguez Arribas, agente honorario de la Guardia Civil

La Guardia Civil de Madrid ha nombrado hoy agente honorario del instituto armado al juez emérito del Tribunal Constitucional Ramón Rodríguez Arribas, quien ha ensalzado los valores que recibió de su padre, miembro del Cuerpo, y la modernización que ha acometido esta institución.

Rodriguez Arribas Guardia Civil

La I Zona de la Guardia Civil ha celebrado hoy en el cuartel del la calle Batalla del Salado de Madrid el día de la patrona del instituto armado, que se conmemora mañana, durante el tradicional acto en el que se entregan condecoraciones a miembros del Cuerpo y a algunas personalidades civiles.

Durante el acto se ha entregado el diploma que acredita como Guardia Civil Honorario a Ramón Rodríguez Arribas, juez emérito del Tribunal Constitucional, donde ejerció hasta el pasado mes de junio.

Ramón ha agradecido el nombramiento y ha relatado que los valores y principios que han regido su vida los aprendió en los cuarteles en los que se crió, ya que su padre era guardia civil, y luego trató de devolver parte de lo recibido apoyando por ejemplo la creación de una policía judicial en el instituto armado.

Ha subrayado que el honor es el principal valor del Cuerpo y ha ensalzado la labor de servicio a la ciudadanía que hacen los agentes. El general jefe de la I Zona de la Guardia Civil, José Quílez, ha destacado la colaboración del instituto armado con el resto de instituciones públicas y privadas y su capacidad para adaptarse a los nuevos tiempos, por ejemplo creando nuevas especialidades para combatir los nuevos delitos.