Los trámites necesarios para llevar a cabo la aceptación y reparto de una herencia son numerosos y complejos, motivo por el cual resulta muy recomendable contar con un abogado de familia especializado y con experiencia en la tramitación de herencias.

Contar con un abogado especializado le garantiza que dichos trámites se llevarán a cabo correctamente y de la forma más rápida posible, ahorrándole tiempo y molestias.

¿Qué hace un abogado en una herencia?

Los trámites que lleva a cabo un abogado en una herencia son muy numerosos. Entre otros destacan los siguientes:

  • Acopio de la documentación necesaria (p.ej.: certificado de defunción y certificado de últimas voluntades).
  • Trámites relativos a la declaración de herederos en casos de herencias ab intestato (sin testamento).
  • Elaboración del cuaderno particional.
  • Acopio de documentación relativa a los bienes de la persona fallecida.
  • Gestiones con notaría para la elaboración de manifestación y adjudicación de herencia y firma de las mismas por herederos y legatarios en su caso.
  • Gestiones con entidades bancarias para cancelación y cambios de titularidades de cuentas bancarias.
  • Liquidación del impuesto de sucesiones.
  • Gestiones ante el Registro de la Propiedad para el cambio de titularidad de bienes inmuebles.

Todas estas gestiones, además de otras necesarias que el abogado lleva a cabo son en muchos casos complejas e implican una importante inversión de tiempo.

Es importante que el abogado mantenga contacto constante con los herederos para informarles de la evolución de los trámites, citándoles para una reunión presencial cuando esté elaborado el borrador de la escritura de manifestaciones y adjudicación de la herencia para explicarles en qué consiste la misma, qué parte les corresponde a cada uno y los trámites posteriores que deben llevarse a cabo.

¿Cómo se hace el reparto de la herencia?

Previamente a repartir una herencia, deben llevarse a cabo determinados trámites necesarios, entre los que destacan los siguientes:

  • La liquidación de la sociedad de gananciales en el caso de que el causante estuviera casado bajo este régimen económico-matrimonial. Esta liquidación consiste en determinar qué bienes corresponden al cónyuge viudo y cuáles formarán la herencia del causante.
  • La colación de bienes donados en vida por el causante a un heredero forzoso. Consiste en aportar los bienes donados al heredero a la masa hereditaria a los efectos del cálculo de su parte de la herencia.
  • Aceptación de la herencia, por la que los herederos pasan a ser parte del caudal hereditario.

Una vez realizados los trámites previos pertinentes, se pasa a la repartición de la herencia que conllevará gestiones distintas según se trate de una herencia con testamento (reparto efectuado en cuaderno particional respetando la voluntad del testador) o sin testamento (declaración de herederos y reparto equitativo entre los herederos legítimos).

Sin perjuicio de lo anterior, debe tenerse en cuenta que las herencias se dividen en tres tercios:

  1. El tercio de legítima: se repartirá necesariamente (salvo desheredación) a partes iguales entre los descendientes.
  1. El tercio de mejora: se repartirá entre los descendientes según la voluntad del causante, es decir, no todos tienen por qué recibir la misma parte.
  1. El tercio de libre disposición: se repartirá a quien el causante decidiera en testamento, no teniendo por qué ser descendiente suyo, ni siquiera un familiar.

¿Cuánto cuesta arreglar los papeles de una herencia?

La tramitación de una herencia implica numerosos gastos, entre otros los siguientes:

  • Minuta del abogado.
  • Honorarios del notario.
  • Tasas públicas.
  • Gastos derivados de inscripciones registrales.
  • Impuestos.

El gasto derivado de arreglar los papeles de una herencia dependerá de las características de la misma, en concreto: si es con o sin testamento, si hay muchos bienes, si hay muchos herederos, la Comunidad Autónoma en la que residía habitualmente el causante, etc., lo que afectará tanto a los honorarios de los profesionales que efectúen las gestiones, como al importe del impuesto de sucesiones.

¿Cuánto cuesta un abogado para una herencia?

La abogacía es una profesión liberal en la que cada profesional fija los honorarios a cobrar en un determinado asunto, en condiciones de libre competencia, por lo que será común que cada abogado al que se solicite un presupuesto establezca unos honorarios distintos, siendo el cliente quien debe elegir qué profesional escoge.

La fijación de los honorarios por parte del letrado variará dependiendo de la complejidad del asunto, debiendo ser proporcional la minuta a la dificultad y tiempo que impliquen los trámites necesarios para resolver el asunto.

Los honorarios también pueden variar según las características del profesional, siendo común que los abogados con más experiencia y conocimientos en la materia cobren más.

Por tanto, será el cliente quien, valorando las capacidades del profesional, la complejidad de la herencia, la proporcionalidad entre el presupuesto facilitado y la dificultad del asunto y la confianza que le transmita el profesional, elija a uno u otro abogado, siendo siempre aconsejable la elección de un abogado especializado.

Artículos relacionados

Ramón Rodríguez Arribas
Latest posts by Ramón Rodríguez Arribas (see all)